jueves, 12 de abril de 2012

Borussia Dortmund-Bayern Munich: Robben decidió la Bundesliga

Borussia Dortmund 1-0 Bayern Munich (11/04/2012)
Me encanta el Borussia de Dortmund. Tanto el fútbol que practica, como el club en si. La afición es impresionante y el estadio un espectáculo. Es un equipo del que intento no perderme ningún partido porque en cada uno de ellos puedo disfrutar. Lo cuento porque a pesar de ser fan del Dortmund pienso que el resultado de éste partido no fue justo. Cada equipo controlo cuarenta y cinco minutos y el asedio del Bayern coincidió con un gol a balón parado de Lewandoski, un fallo de penalty de Robben que no se quedó ahí, ya que su partido fue deficiente. Hoy toca decir que el fútbol a veces es injusto y que me alegro por la victoria del Borussia de Dortmund. A continuación os dejo un análisis del Bayern de Munich, errores ofensivos y defensivos que tendrá que mejorar ante el Real Madrid.

1. Tanto por mérito del intenso"pressing" del Dortmund como demérito de los pocos metros que se desplazaban los jugadores del Bayern la salida de balón del equipo visitante fue nefasta en la primera parte. Su salida desde atrás se basaba en dos acciones. Una es que Jerome Boateng cansado de no conseguir avanzar metros terminaba lanzando el balón arriba para que Mario Gomez permitiese crear segundas jugadas o Muller aprovechase el espacio detrás de la espalda de la defensa. No funcionó. La segunda salida que aplicaron fue por banda izquierda. Ribery, muy activo en el juego bajaba a recibir, Alaba se desmarcaba pegado a la cal y Kroos les apoyaba en el pase corto. Con éste movimiento generaban espacio que junto a una circulación rápida del balón les permitía salir. En éste caso fue bastante efectiva pero la utilizaron pocas veces. La consecuencia es que no controlaron el juego ya que no creaban peligro y el Dortmund les apretaban una y otra vez.
 
A la izquierda la salida de balón del Bayern de Munich en la primera parte, donde sólo conseguían pases horizontales o rifar el balón a campo del Dortmund. A la derecha los mecanismos que usó en la segunda para conseguir una salida mucho más limpia y efectiva.

2. En el descanso cambió la cosa ya que a partir de la segunda parte Lahm se volvió más activo y junto con Alaba se decidía a esperar el pase un poco más arriba para doblar a Robben y Ribery que de ésta manera conseguían tocar más el balón y el equipo provocaba más peligro. Muller dejó de ser otro punta más para caer en banda e interesarse por los espacios que había entre líneas. Si aún había alguna dificultad Toni Kroos se hacía pasar por un central más, aprovechando el espacio dejado por los laterales para ayudar en la organización del juego. De ésta manera el Bayern de Munich conseguía pasar la línea de medio campo con la pelota controlada y pudo llegar a la portería de Weidenfeller. Aún y así le pongo un fallo bastante grande. Los centros a Mario Gomez escasearon en todo el encuentro, en balón aéreo, no sé porque pero el Dortmund sufre y no hay muchos mejores delanteros para colgar centros como Mario Gomez. En los pocos que hubieron la pelota no entró por muy poco.

3. El juego del Dortmund se construye en muchas variantes. Os comento dos de ellas bastante recurrentes: la primera empieza en Hummels, defensa central. Éste busca a Gündogan que con su visión de juego tira unos pases a la espalda de la defensa para que Kuba, el que juegue en el extremo izquierda o Lewandoski puedan llegar rápidamente. Es una de las opciones, otra es buscar a Kagawa entre líneas ya que con su calidad es capaz de asistir, conducir o marcar. El Bayern en la primera parte permitió que Kagawa hiciese de las suyas ya que Kroos y L.Gustavo presionaban a los mediocentros contrarios, Gündogan y Kehl. La defensa achicaba poco a poco metros para cubrir los desmarques de los rápidos delanteros rivales y le daban un espacio Shinji Kagawa que les provocó más de un quebradero de cabeza.

A la izquierda se muestra el espacio por el que podía actuar Kagawa sin presión ninguna debido a la mala colocación de la línea defensiva del Bayern. En la derecha Kagawa se encuentra un espacio casi nulo por lo que consiguen que desparezca del juego creativo de su equipo.

4. En la segunda parte el japonés estuvo desaparecido hasta el cambio. Seguramente estaría asfixiado por su esfuerzo tanto defensivo como ofensivo, pero el Bayern solucionó el problema que les provocaba el mediapunta del Dortmund. Al tener más tiempo el balón, acumulaban más gente en campo rival y conseguían adelantar la posición, sus centrales subían más arriba y los mediocentros se mantenían en la misma zona provocando que Kagawa pudiese recibir con tanta comodidad ya que en cuanto controlaba el balón, L.Gustavo o uno de los centrales le presionaba para que no le diese tiempo a pensar. La consecuencia es que el habilidoso jugador japonés no recibió al pié más de cuatro balones en el segundo tiempo y Neuer no tuvo tanto trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario