jueves, 15 de marzo de 2012

Athletic de Bilbao-Manchester United: La "locura" de hacer vibrar un país


"Un hombre que tiene ideas nuevas es un loco hasta que sus ideas triunfan" dijo Marcelo Bielsa, un entrenador apasionado por lo que hace, muy inteligente y que lucha por sus ideas futbolísticas. Hace unas horas ha llevado al Athletic a ganar al Manchester United. Bueno, si sólo fuera a ganar, lo que ha hecho Bielsa y su equipo es dar una lección de fútbol, de garra y de talento al líder de la Premier League que tan sólo ha podido contemplar a unos vascos que corrían, luchaban, tocaban y marcaban. Sólo han podido ver a una magnífica afición que no ha dejado de disfrutar con el partido. Enhorabuena al Athletic que ha hecho vibrar y sentirse uno más de ellos a gran parte del país. Aquí os dejo con lo analizado:

1. El Athletic de Bilbao salió con su once titular, una vez más. Iraizoz en la porteria, defensa de cuatro con Aurtenetxe, Amorebieta, Javi Martínez e Iraola, subiendo y haciéndose dueño de la banda. Iturraspe como defensa, cuando el equipo contrario tenía el balón y como atacante cuando tocaba iniciar. Ander, el mago del balón del Athletic jugó, con un gran marcaje rival de cerca. El trio de ataque lo componían Muniaín, luchador, De Marcos, espléndido y Susaeta, guerrero. En punta Llorente, que marcó un gol digno de los mejores delanteros del mundo.


2. El Manchester United jugó con un equipo diferente al de la ida. De Gea en portería. Evra en la izquierda y Rafael en la derecha. Muy flojo en defensa el lateral brasileño. En el centro Evans y Ferdinand, con poca ayuda. Por delante cinco centrocampistas, Carrick y Cleverley, a priori con el doble pivote, Park y Young ocupando las bandas, Giggs por detrás del punta y Rooney arriba. Esta era la teoría, pero al no tener el balón tanto como querían, los jugadores fueron desorganizándose y no mantuvieron ninguna posición fija, sino la que el Athletic les dejaba. Rooney de punta no jugó del todo bien, lo hace mejor con alguien fijando a los centrales y él con libertad entre lineas.

3. El Athletic de Bilbao salió muy atento, intenso y ordenado defensivamente. Sabian que si se despistaban una vez, seria probablemente un gol en contra. La idea de Bielsa fue clara, hay que jugar como un equipo, un bloque defensivo y acertó. El ManU no conseguía contraatacar porque el repliegue del Athletic era rapidísimo, no conseguía jugar en corto, porque no había pases entre líneas. Cada jugador local impedía que un jugador visitante pudiese recibir, y si lo hacía, no le daba tiempo a pensar antes de regalar el balón, porque rápidamente la robaban y buscaban la referencia arriba de Llorente. La clave defensiva del Athletic de Bilbao, fue clarísimamente, el bloque defensivo que montaron, donde había 9 jugadores en apenas treinta metros.

En la izquierda se ve el bloque defensivo del Athletic Club, donde están enmarcados hasta nueve jugadores en pocos metros de la longitud del campo y demostrando los pocos espacios quedejaban. A la derecha, las ocasiones claras que tuvieron el Athletic, ya que los jugadores del ManU no cerraban ni replegaban con velocidad, así que queda enmarcado, la superioridad numérica en los contrataques del Athletic.

4. El segundo aspecto por el que ganó el Athletic fue puramente mental. No hablo de táctica, no hablo de técnica ni de fútbol, solamente mental. Durante media hora, el ManU pensaba que podía remontar, el Athletic le demostró que no. Con el paso de los minutos, y de los goles los jugadores de Manchester fueron desconfiando de sus posibilidades y dejaron de luchar, de desmarcarse y de correr. El Athletic hizo lo contrario, con el paso de los minutos corrían cada vez más, sabían que no debían despistarse y no lo hicieron. El ManU vio como les era imposible ganar a un poderoso equipo vasco.

5. El último aspecto táctico a comentar, en relación al punto 4, es que como el Manchester dejó de creer y el Athletic no, el peligro del equipo local aumentó con el paso de los minutos. Al recuperar el balón salían corriendo al contraataque, cuatro y cinco hombres. Los del ManU no tenían fe ni intensidad para replegarse, y los de San Mamés subían el balón velozmente creando superioridad por delante del balón. Así consiguieron crear peligro en muchas ocasiones. Los mediocentros del Manchester no cerraban y los mediocampistas del Athletic si que corrían, así que superioridad numérica en la zona correcta y velocidad de balón signfica ocasión de gol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario