martes, 28 de febrero de 2012

Espanyol-Levante: Equipos sin presupuesto, luchando por Europa

Espanyol 1-2 Levante (25/02/2012)

Espanyol y Levante. Dos equipos con presupuestos humildes están arriba en la clasificación. Cuando la gente esperaba que su lucha fuese por no descender, están luchando por entrar el año que viene en Champions League. Un equipo lleno de canteranos y de jugadores que hace dos años eran muy poco conocidos. El otro con jugadores, la mayoría veteranos, y jugadores que no han querido en sus equipos de procedencia. Con plantillas limitadas pero con muy buenos entrenadores con ideas claras, mucho trabajo y algo de suerte están consiguiendo todo un hito. Hoy hablamos del partido que les enfrentó este sabado, aunque he decidido analizar a fondo el Levante UD.

1. El Espanyol salió en portería con el que era su 3er portero: Kiko Casilla, que con gran confianza está haciendo un temporadón. En defensa Dídac, dando profundidad en la izquierda, Hector Moreno, Raul Rodriguez y Javi Lopez. En la posición de pivote está Forlín, acompañado un poco más arriba por Cristian Gomez y en la media punta Joan Verdú. En la derecha, velocidad y conducción con Weiss, en la izquierda electricidad con Phillipe Coutinho. El delantero es Álvaro Vazquez.

2. El Levante salió con Munúa en portería. Acompañado de una defensa de cuatro con Juanfran, Cabral, Ballesteros y Pedro Lopez. Dos medio centros con una labor táctica defensiva como son Iborra y Xavi Torres. Línea de tres por delante con Barkero en izquierda con mucha calidad, Ghezzal por el centro y Valdo en la derecha. En punta, en solitario, Kone. Con gran derroche de físico y llegada.

3. Empiezo escribiendo por el Espanyol. ¿El problema que tuvieron? Que jugaron el partido que quiso el Levante. Es decir, el Espanyol tuvo mucho balón pero sin peligro. No se crea peligro, por mucha posesión que se tenga si no hay circulación rápida de balon ya que la defensa no se mueve. El Espanyol movió el balón lentamente y no desorganizó a la defensa del Levante. Verdú debía jugar entre líneas y bajaba demasiado a buscar el balón. Dídac y Javi Lopez no aparecieron lo suficiente por banda, para aprovechar espacios y abrir campo. Todo sucedió por jugadas individuales. Weiss en la primera parte y Cotuinho intermitente. Tuvieron mucho el balón, pero no lo supieron aprovechar.

4. El Levante de Juan Ignacio Martínez se basa en una solidez, organización y intensidad defensiva impecable. Una organización trabajadísima ya que son nueve jugadores los que la ejecutan. Los equipos rivales se ahogan, no encuentran un hombre libre y no encuentran espacios entre líneas. Los centrales Cabral y Ballesteros ayudan a los medio centros Iborra y Xavi Torres y viceversa. Los medio centros se incrustan en la defensa cuando toca replegar. Siempre consiguen superioridad defensiva en la zona de balón, consecuentemente si un jugador de los suyos es superado por un rival, rápidamente tiene una ayuda. Esto también es porque juegan muy juntos. La defensa del Levante es un acto de sacrificio y lucha colectiva impresionante y muy mecanizado. Cuando Iborra presiona a Verdú, rápidamente Cabral avanza metros para reducir espacios y ayudar. Cuando Coutinho tiene balón, Pedro Lopez está encima, pero también vigila de cerca Ballesteros y Xavi Torres. La clave es que juegan muy juntos, son un conjunto. Un conjunto sacrificado.

En la foto de la izquierda se puede ver como se posicionan defensivamente los jugadores del Levante y como consiguen, al estar tan juntos, no dejar espacios. La foto de la derecha es la recreación del primer gol del Levante que con su velocidad de transición consiguen crear superioridad en el campo rival.
5. En cuanto tienen el balón tienen dos decisiones. La menos habitual es combinar en corto aunque siempre hacia delante para poder crear un espacio y poder decidir sin tener el rival encima. La "subdecisión" es correr con el balón o buscar otro pase delante. La decisión más habitual es buscar a Koné arriba, un jugador que tiene cierta libertad defensiva pero que en ataque sólo hace que trabajar, para pelearse con toda la defensa rival, bajar balones, desmarcarse al espacio, aguantar el balón para que lleguen sus compañeros. Todo esfuerzo, que de vez en cuando se transforma en goles. El ataque valenciano lo componen cuatro jugadores, los extremos, el segundo punta y Koné. Mientras el punta los espera arriba con balón, los otros tres están saliendo disparados desde su trabajo defensivo para conseguir incorporarse al ataque antes de que llegue la defensa. Cuando lo consiguen se transforma en una gran jugada de peligro. Velocidad y decisión son las palabras con las que definiria el ataque del Levante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario